Desde que empezamos a manejarnos en el mundo de Internet, nos ha gustado visitar páginas de humor o prensa digital, pero desde hace un tiempo hemos dejado de entrar en algunas a causa de los comentarios de sus usuarios. Quizá la página no tenga ningún tipo de responsabilidad … (¿no?), pero decidimos empezar a seleccionar el tipo de contenido que queremos ver por higiene mental.

En dichas páginas, se puede ver imágenes o noticias donde los usuarios registrados pueden dejar comentarios opinando sobre ello. En teoría es para establecer un debate ¿sano? e intercambiar impresiones, pero en el tema que nos atañe, cualquier tipo de contenido feminista o de género es sinónimo a leer comentarios de odio, falta de respeto y sobretodo muy poco empáticos y respetuosos.

Quizá con el escudo del anonimato, se da salida y rienda suelta a los pensamientos más profundos y oscuros. Nadie te pone cara si no quieres…o no te descubren, así que la verdadera personalidad de la gente se refleja en sus palabras digitales.

A la página que nos vamos a referir en este artículo es a Cuanta Razón. Era muy visitada y solíamos compartir sus carteles, pero desde hace un tiempo dejamos incluso de entrar, ya que cartel un poco “polémico” o que tratase algún tema de los mencionados antes, era motivo de descalificaciones y comentarios de valientes ignorantes.

Para poner un ejemplo, un Feminómeno nos ha pasado éste cartel y queremos analizar un poco sus comentarios:

 

El contenido podéis ver que es simplemente la explicación del consentimiento desde un ejemplo práctico. Sin más.

Ahora analicemos los comentarios de dicho cartel:

En cuanto se pone la palabra Feminazi nuestro Radar empieza a pitar.

Si estas con una chica borracha que decide darte 5 euros, y sabes que está borracha…¿Por qué en lugar de continuar con la conversación respetas que no está en condiciones y te largas? Así evitarás que ella piense que te has aprovechado de ella y tu habrás sido una persona responsable y respetuosa. Ya que el error no está en que ella este bebida, sino que tú te has querido aprovechar de ello. Si te denuncia es lícito, porque si tu estás en condiciones para decidir aprovecharte de la situación, el delito lo has hecho tu, no ella por denunciar eso… si te molesta es que te han pillado y eso claro, no gusta.

Para evitarlo, apaga tus fuegos, usa tu raciocinio humano y deja de culpabilizar a otros por tus actos.

Si una persona te denuncia, se demuestra que no has hecho nada, nadie te va a arruinar la vida. Pero una cosa es que tu pienses que no hiciste nada, ya que parece que aprovecharse de una chica borracha no es motivo de culpa,  y otra diferente es la realidad.

Y si, tu amigo abogado era machista y parece que un pelín misógino… así que por mucha carrera que tenga, no sirve como argumento.

Si te deja dinero de mutuo acuerdo, y luego te denuncia, tiene que demostrar que lo que está diciendo es verdad. Quizá sea una situación incómoda y violenta, pero lo tiene que demostrar, al igual que tu tienes que demostrar que no es así. Porque si tu decides también denunciar a alguien, tendrás que demostrar los hechos… Dejemos el victimismo imaginario, y centrémonos en la realidad. Aunque te recomendamos no preguntar al amigo abogado del de arriba…es un pelín prejuicioso.

Creo que ninguna mujer le cuesta entender que esto le puede pasar a cualquiera, pero por experiencias y estadística esto suele pasarle más a ellas.

Si tu pides 5 euros, aprovechándote de su borrachera, sí, te los ha dado, pero no en pleno consentimiento ni facultades. En ese caso lo único que quieres es justificar tu comportamiento para no sentirte culpable de ser un aprovechado. 

Pero si fuera que tu estás borracho y has agredido/violentado a alguien, supongo que pondrás la escusa que estabas borracho y no sabias lo que hacías. El caso es no tener tu nunca la culpa de nada.

Una mujer o un hombre pueden dar su consentimiento hasta que tiene tanto alcohol en el cuerpo como para que deje de tener sus facultades en pleno uso. Si tu sospechas que quizá esto no es así, o no estás seguro de que todo sea de mutuo acuerdo, en lugar de llevarte por tus instintos bajos, usa la cabeza y el respeto y así no tendrás que preocuparte.

Si el que hace cualquier delito está bebido/a, el alcohol puede ser atenuante dependiendo de como lo interprete el juez según el artículo 21.2 de la Ley Orgánica 10/95 del Código Penal… pero eso no te exime de que lo hayas hecho.

Y de igual manera, si una mujer/hombre, se ha aprovechado de ti y tu has sentido que has sido violado ( porque si lo haces para justificar una infidelidad, además de mentir estás acusando falsamente a alguien y es delito) puedes denunciarlo. Otra cosa es que por culpa del machismo imperante aun, quien tenga que recoger la denuncia haga burla o no quiera registrar la denuncia. En ese caso a parte de animarte a continuar denunciando, ponles una reclamación a esas personas por no hacer su trabajo.

Si tu mujer se emborracha y se lía con un tío, depende, si está en pleno uso de sus facultades pero el alcohol la ha envalentonado, te ha puesto los cuernos en el caso de ser monógamos. Si el tío se ha aprovechado de tu mujer porque estaba tan bebida que no ha podido quitárselo de encima, el tío se ha aprovechado de ella… y supongo que lo que esperará de su pareja es su apoyo no que la machaques más por ello (de la forma que tu también esperarías si fuera al revés).

Ay… esos “Peros” que daño al mundo hacen…

Si estás borracha, no estableces ningún contrato tácito con nadie para que se aprovechen de ti. Y si te aprovechas de las situación, si, estás haciendo algo malo. Suponemos que si estás borracho, no querrás que nadie te introduzca nada por ningún sitio o te obligue a hacer algo que en tus facultades no lo harías. 

 

“Una cosa es que tu pienses que no hiciste nada, ya que parece que aprovecharse de una chica borracha no es motivo de culpa,  y otra diferente es la realidad.”

Creemos que con estos ejemplos os hacéis una idea del tipo de usuarios y comentarios que hay en esa página, y por qué hemos dejado de visitarla. Sinceramente parece que son escusas justificadoras para algo que han hecho o que han pensado alguna vez en hacer.

Obviamente sabemos que #NotAllMen hacen esto, pero #YesAllWoman lo pueden padecer.

Independientemente del género, NO ES NO. Si bebes sin control, es verdad que al pasarte puede que te expongas a un riesgo o que no acabes bien el día. Pero si una persona no está en sus facultades y decides deliberadamente aprovecharte de ello, la culpa no es de esa persona, ES TUYA, todo lo demás son justificaciones.

Para terminar os dejamos este vídeo sobre el consentimiento haciendo la analogía con una taza de Té.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *