¿Qué es la cultura de la Violación o la “Rape Culture”?

Hoy en día se habla de que vivimos en dicha cultura…. Pero ¿Qué es exactamente la cultura de la Violación? ¿Hay esa cultura en todas las sociedades? ¿Cuáles son las características? ¿Promovemos dicha cultura de forma consciente o inconsciente?

Primero empezaremos definiendo qué es violación. Según la no tan feminista RAE:

  1. f. Acción y efecto de violar. (2. tr. Tener acceso carnal con alguien en contra de su voluntad o cuando se halla privado de sentido o discernimiento.)
  2. f. Der. Delito consistente en violar (‖ tener acceso carnal con alguien en contra de su voluntad).

Es decir que violación es acceder al cuerpo de otro ser sin su consentimiento expreso, consciente y con conciencia. No es necesario que sea con penetración exclusivamente, puede ser con objetos, tocamientos…

Y cultura:

  1. f. Conjunto de conocimientos que permite a alguien desarrollar su juicio crítico.
  2. f. Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc.

Por lo tanto la cultura de la Violación es un conjunto de formas vivir, costumbres y conocimientos con los que juzgamos la realidad que permite o minusvalorara el acceso  al cuerpo de una persona sin su consentimiento de cualquier forma

Éste término se empezó a utilizar por las Feministas de la Segunda Ola en la década de los 70 para evidencia un problema que habían padecido, padecían o podían padecer todas las mujeres ( #Yesallwomen) y que no se le daba la importancia que debiera  por parte de la sociedad y las instituciones. También dicha cultura lo padecen todos los géneros, su lado más brutal y salvaje, según las estadísticas se ceba con las mujeres.

Según los datos Estadísticos del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades en 2016 hubo 832 agresiones sexuales con penetración a mujeres frente a 98 realizadas contra varones. Y personas imputadas/detenciones por delitos contra la libertad sexual en el mismo año, fueran 5 mujeres por agresión sexual con penetración frente a 687 hombres por el mismo delito. Con esto no estamos diciendo que todos los hombres sean unos violadores, pero sí que la agresión sexual es más perpetrada por un hombre y las víctimas son más las mujeres.

 

 

                                                                

Pero ¿Por qué? ¿Esto ocurre siempre?

Existen algunas sociedades sin apenas violaciones que son las que no aceptaban esa conducta entre personas ni como forma de resolver problemas, como la Ashanti. Pero las sociedades que tienden a ser agresivas, y a exaltar la fortaleza masculina sobre la femenina,  admirar la fuerza y dominación y agresividad son las que más tienen posibilidades de que se ocurra.

 “(…)las sociedades que tienden a ser agresivas, y a exaltar la fortaleza masculina sobre la femenina,  admirar la fuerza y dominación y agresividad son las que más tienen posibilidades de que se ocurra.”

Tradicionalmente el rol de dominante en la sociedad patriarcal que la mayor parte del mundo vive es por parte del hombre hacia el resto de géneros. A lo largo de la historia quien ha  estado dominando, quien ha sido el protagonista y quien ha tomado y dejado a su antojo, quien ha estado primero en la escala social de géneros era el hombre. Y esta tradición histórica que afecta a todas las áreas de la vida, es la herencia que tenemos ahora y por la que movimiento Feminista ha surgido como grito de insurrección contra dicha injusticia.

El hombre por ser hombre ya tiene unos privilegios y a causa de los comportamientos de muchos dicho género, hoy en día en el ideario colectivo, ya por ser hombre desconocido o conocido, puedes ser un potencial agresor. No es una frase a modo de insulto, es una herencia de las conductas pasadas y las actuales. Por eso una mujer andando sola por la calle, si ve un hombre desconocido, siente miedo. Ese miedo esa una reacción natural frente a un gran porcentaje de conductas repetidas a lo largo de la historia. De igual manera que un hombre, al entrar en la cárcel, siente miedo de otros hombres de los que puede ser víctima sexual.

La cultura de la Violación tiene una serie de características que se exponen en conductas, pensamientos y palabras:

  • Culpar a la víctima (Iba borracha y en minifalda… sola…)
  • Dulcificar las agresiones sexuales (es un hombre, tiene sus necesidades…)
  • Hacer chistes sexualmente explícitos que degraden ( No vamos a nombrar a youtubers, pero todo el mundo sabemos cuáles son)
  • Cosificar a las personas
  • Tolerar el acoso sexual (desde la mirada penetrante e intimidante, pasando por el piropo callejero hasta la persecución)
  • Resaltar las ínfimas cifras de denuncias falsas para atacar o no darle importancia
  • Analizar y elaborar un estudio sobre los hábitos de vestimenta, salud , motivaciones e historia de la víctima ( “ Una fanática de las fiestas que abandonó la secundaria”)
  • Violencia sexista gratuita en películas, series, libros…
  • Ver la masculinidad como algo dominante y agresivo
  • Ver la feminidad como sumisión y pasividad
  • Presionar a los hombres para cumplir sus metas sino son unos fracasados
  • Presionar a las mujeres para que sean abnegadas y alegres (Sonríe, que estás más guapa )
  • Presuponer que solo violan a mujeres con una vida sexual activa
  • Pensar que a una prostituta no se la puede violar
  • Pensar que en una relación es imposible que se dé una violación
  • Pensar que no hay hombres violados
  • Pensar que una persona violada es débil, y vergonzosa (esto conlleva a una mala recuperación y a que la víctima no denuncie por miedo, vergüenza, la doble victimización…)
  • Enseñar a defenderse y no educar en la violación

“Por eso una mujer andando sola por la calle, si ve un hombre desconocido, siente miedo. Ese miedo esa una reacción natural frente a un gran porcentaje de conductas repetidas a lo largo de la historia. De igual manera que un hombre, al entrar en la cárcel, siente miedo de otros hombres de los que puede ser víctima sexual.”

 

Todas estas actitudes y más, son parte de esa Cultura de Violación. Que no solo se da en las personas, sino que éstas son reproducidas también por instituciones, lo cual hace que sea muy difícil erradicarla. Podemos reproducirlas, y sería algo que no debiera sorprendernos, ya que es en la sociedad donde nacemos, por lo que serían actitudes asumidas. Pero lo bueno de que haya personas que lo han analizado, insumisas y que no aceptan dicha injusticia, es que también disponemos de la información para evitar seguir perpetuando esta violencia cultural, hacer del mundo un lugar más seguro, siendo parte y solución del problema y que las próximas generaciones vean esto como un pasado terrible que nunca ha de repetirse.

Si una vez que sabes esto, continúas reproduciendo estas conductas, eres parte ejecutora ya sea por activo o pasivo, de la Cultura de Violación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *